Cambiar a contenido.

OCW-USAL

Secciones
Herramientas Personales
Inicio » Ciencias Biosanitarias » Anatomía del Aparato Locomotor » Esqueleto del pie
Acciones de Documento
  • Print this page
  • Add Bookmarklet

Esqueleto del pie

a) Huesos del Tarso.

El tarso es un macizo óseo que ocupa la mitad posterior del pie. Está formado por siete huesos cortos, dispuestos en dos filas:
Fila anterior: Cuboides, Escafoides y Cuñas (primera, segunda y tercera).
Fila posterior: Astrágalo y Calcáneo.
Astrágalo.
Se articula con la tibia por arriba, el escafoides por delante y el calcáneo por abajo. Consta de tres segmentos: posterior o cuerpo, anterior o cabeza e intermedio o cuello.
Cara superior: superficie articular, la polea astragalina; por delante está la cara superior del cuello.
Cara inferior: superficie articular anterior, convexa, a veces con dos facetas; superficie articular posterior, cóncava; ranura o surco astragalino hacia delante y hacia fuera.
Cara externa: faceta peronea o maleolar externa, triangular; apófisis externa del astrágalo; cara externa del cuello.
Cara interna: faceta tibial o maleolar interna; superficie rugosa para el ligamento lateral interno; cara interna del cuello.
Cara anterior: es la cabeza, con 3 segmentos: ántero-superior (se articula con el escafoides), medio (ligamento calcáneo-escafoideo) e infero-posterior (realmente en la cara inferior).
Cara posterior: canal para el tendón del músculo flexor largo del dedo grueso.
Calcáneo.
Es el más voluminoso de los huesos del tarso. Se sitúa por debajo del astrágalo. En él se describen seis caras:
Cara superior:
Segmento anterior: superficie articular anterior, cóncava, a veces con dos facetas; superficie articular posterior, convexa; surco del calcáneo; con el del astrágalo forman el Seno del Tarso.
Segmento posterior.
Cara inferior: Trígono del calcáneo: formado por las tuberosidades anterior, póstero-interna y póstero-externa.
Cara externa: Tubérculo de los peroneos laterales.
Cara interna: Canal calcáneo; apófisis menor del calcáneo o sustentaculum talli.
Cara posterior: rugosa y ancha por abajo.
Cara anterior: Apófisis mayor del calcáneo, convexa transversalmente, cóncava verticalmente.
Cuboides.
Está articulado por detrás con el calcáneo y tiene forma cuboidea. En él se distinguen 4 caras, una base y un borde externo o arista.
Cara dorsal: es rugosa.
Cara plantar: Cresta del cuboides; canal para el músculo peroneo lateral largo.
Cara posterior: Superficie articular para la cara anterior del calcáneo; apófisis piramidal.
Cara anterior: Superficies articulares para el 4º y 5º metatarsianos.
Escafoides.
Es llamado también hueso navicular. Está situado en la parte interna, articulado por detrás con el astrágalo y por delante con las 3 cuñas. En él se distinguen 2 caras, dos bordes y dos extremidades.
Cara posterior: cóncava, para articularse con el escafoides.
Cara anterior: convexa, con 3 facetas articulares para las 3 cuñas.
Bordes: uno es superior y otro inferior.
Extremidades: Interna: tubérculo del escafoides; externa: superficie articular para el cuboides.
Cuñas.
En número de tres, se articulan lateralmente entre sí y por detrás con el escafoides. Reciben a su vez por delante a los tres primeros metatarsianos. Todas ellas constan de cuatro caras y una arista.

b) Huesos del metatarso.

El metatarso está formado por cinco huesos largos llamados metatarsianos, que se articulan por detrás con los huesos de la fila anterior del tarso y por delante con las falanges de los dedos. Se denominan, de medial a lateral, primero, segundo, tercero, cuarto y quinto metatarsianos.
Metatarsianos.
Características comunes a todos ellos: Presentan:
Cuerpo: Una cara dorsal, dos caras colaterales, dos bordes colaterales dorsales y un borde inferior o plantar.
Extremidad posterior: Cara posterior articular para los huesos del tarso y caras colaterales articuladas con los metatarsianos vecinos.
Extremidad anterior: Cabeza del metatarsiano, superficie articular más amplia del lado plantar. Tubérculos laterales.
Características particulares de los metatarsianos:
Primer Metatarsiano: más voluminoso, corto y grueso que los demás. En su base: superficie articular cóncava y amplia. Tubérculo medial. Tuberosidad o tubérculo externo. En la cabeza: depresiones en su cara inferior para los huesos sesamoideos.
Segundo Metatarsiano: el más largo de todos. Carillas articulares para la 2ª cuña, primer metatarsiano, 3ª cuña y tercer metatarsiano.
Tercer Metatarsiano: Su base se articula con la 3ª cuña, 2º metatarsiano (2 carillas) y 4º metatarsiano.
Cuarto Metatarsiano: Su base se articula con el cuboides, 5º metatarsiano, 3er metatarsiano y 3ª cuña.
Quinto Metatarsiano: Su base se articula con el cuboides y el 4º metatarsiano. Tuberosidad o tubérculo del 5º metatarsiano.

c) Falanges.

Están situadas por delante de los metatarsianos, con los que se articulan. Cada dedo, con excepción del dedo grueso del pie (dedo 1º), consta de tres segmentos óseos articulados entre sí llamados falanges. El dedo grueso presenta solamente dos. Se designan con los nombres de falange proximal (primera), media (segunda) y distal (tercera), consideradas desde el metatarso hacia las extremidades de los dedos.
Aunque su tamaño es reducido, pueden considerarse como huesos largos, con un cuerpo y dos extremidades o epífisis: la base y la cabeza de los mismos. Todas las falanges tienen una morfología similar, destacando por su mayor tamaño las del dedo gordo del pie.
Copyright 2008, de los Autores de los Cursos. Cite/attribute Resource. Esqueleto del pie. (2011, January 07). Retrieved February 17, 2020, from OCW-USAL Web site: http://ocw.usal.es/ciencias-biosanitarias/anatomia-del-aparato-locomotor/esqueleto-del-pie. This work is licensed under a Creative Commons License. Creative Commons License